La Revolución de los Claveles en Portugal

historia de la revolución de los claveles

La Revolución de los Claveles en Portugal

Uno de los eventos más importantes en la historia reciente de Portugal es sin duda la Revolución de los Claveles, que tuvo lugar el 25 de abril de 1974. Ese día se acabó, sin necesidad de realizar disparos, con el ya mermado régimen dictatorial del Estado Novo. El recuerdo a la Revolución de los Claveles es una celebración del progreso y la democracia. En este artículo conocerás el marco histórico que dio pie a la revolución, los hechos ocurridos en el trascurso de esta, y como es habitual en nuestro blog, descubrirás una ruta cultural por los lugares más emblemáticos de la Revolución de los Claveles.

Marco histórico: Portugal en el siglo XX

El siglo XX en Portugal ha estado marcado por la inestabilidad política.

El 1 de febrero de 1908, la familia real portuguesa regresaba a Lisboa, y a su paso por el Terreiro do Paço, dos extremistas republicanos dispararon contra los monarcas, causando la muerte instantánea del rey Carlos I de Portugal, y escasos minutos después, la del príncipe heredero Luis Felipe. Este acto propinó un jaque mate a la realeza, que culminó con la Revolución del 5 de octubre de 1910, dando paso a la Primera República Portuguesa.

En los siguientes años, pese a los intentos por buscar la estabilidad política del país, la división popular y las corrientes mundiales autoritarias hicieron imposible alcanzarla. El resultado fue la Revolución Portuguesa de 1926, estableciéndose una dictadura militar que en 1933 derivaría en el Estado Novo o Segunda República Portuguesa.

El Estado Novo ha sido la dictadura más duradera en Europa en el siglo XX. Sus principales características fueron el autoritarismo, el tradicionalismo y el anticomunismo. Su principal actor, António de Oliveira Salazar, fue académico en la Universidad de Coimbra y llegó a Primer Ministro portugués en 1932. Instituyó el Estado Novo con la Constitución de 1933 y estuvo al frente hasta 1968, cuando ya a sus 79 años sufrió un grave accidente doméstico que lo inhabilitó para gobernar, siendo Marcelo Caetano su sucesor hasta el fin de esta etapa política en 1974, con la Revolución de los Claveles.

la revolucion de los claveles

Motivos de la Revolución de los Claveles

La dictadura del Estado Novo en Portugal quedó muy mermada por la incapacidad para seguir gobernando de Salazar, ya que era esa figura carismática de la que disponen todos los régimen autoritarios. Además, el país atravesaba dos principales conflictos de vital importancia, el más evidente era el económico. La brecha existente entre la clase baja y la clase alta portuguesas era cada vez mayor, una situación insostenible que pedía a gritos una industrialización del país y un viraje hacia el progresismo.

El otro gran conflicto fue la guerra colonial o de ultramar, Mozambique y Angola, alentados por las corrientes mundiales anti-coloniales reclamaron su independencia. El régimen conservacionista del Estado Novo no estaba dispuesto a ceder, y el alto coste de combatir restaba cualquier esperanza de recuperación económica en el país luso.

Esta situación insostenible polarizó a las élites militares, y surgió el Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA), agrupando a los que no estaban de acuerdo con seguir con la guerra colonial. Esta organización, tras un intento fallido el 16 de mazo de 1974, se fortaleció y fue la principal protagonista en el golpe de Estado conocido como la Revolución de los Claveles, el 25 de abril de 1974.

25 de abril de 1974

La Revolución de los Claveles se inicia, como la mayoría de revoluciones,  con un mensaje transmitido en clave. A las 00:25 h de la madrugada del 25 de abril de 1974, se emitió a través de la Radio Renassença, la canción Grandola Vila-Morena.

La canción había sido prohibida por el régimen y su emisión significaba la señal para proceder con la ocupación de posiciones estratégicas en todo el país por parte del Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA), organizadas desde un puesto de mando en el cuartel de Pontinha, liderado por Otelo Saraiva de Carvalho.

Este movimiento revolucionario derrotó al régimen dictatorial del Estado Novo en pocas horas. La clave del éxito del golpe estuvo en la rápida adhesión de las Fuerzas Áreas y de la Marina Portuguesa al MFA. El movimiento encontró muy poca resistencia, y solamente la PIDE (policia del régimen) plantó cara durante unas horas, atrincherados en su cuartel general de Lisboa y causando 3 victimas mortales entre civiles manifestantes.

Otro aspecto importante en la revolución fueron los civiles, que desafiaron las ordenes de permanecer en casa y se echaron a las calles a manifestarse a favor de la revolución.

Las calles de Lisboa se habían convertido en un desfile de militares y civiles con ánimos festivos. Una mujer, que portaba un ramo de claveles, al encontrarse con una compañía de infantería, comenzó a regalarlas. Algunos soldados se las pusieron en la solapa, pero otros las utilizaron para taponar con ellas sus fusiles, haciendo referencia a la no necesidad de disparar. Esta imagen se convirtió en el símbolo de la fiesta y es el motivo por el que se llama la Revolución de los Claveles.

monumento a la revolucion de los clavelesMonumento en Grândola

Consecuencias de la Revolución de los Claveles

Entre las consecuencias más inmediatas de la Revolución de los Claveles se encuentra la deportación de los dirigentes del régimen, Marcelo Caetano y Américo Thomaz a la isla de Madeira. Además se liberaron los presos políticos encarcelados en la prisión de Caixias y volvieron al país figuras importantes como el líder socialista Mário Soares.

Se dio un plazo aproximado de un año para convocar elecciones, mientras se trabaja en crear las infraestructuras necesarias para asentar la democracia. Se puso fin a la guerra de ultramar y con ello, al imperio colonial portugués, independizándose Angola, Mozambique, Santo Tomé y Príncipe, Guinea-Bisáu  y Timor Oriental.

Ruta de la Revolución de los Claveles por Lisboa

A continuación os dejamos una ruta a pie por el centro de Lisboa en la que podrás ver y sentir los lugares más emblemáticos en los que tuvo lugar la Revolución de los Claveles.

1. Plaza del Comercio

Antiguamente llamada Terreiro do Paço, es una de las plazas más grandes de Europa.  En esta ubicación se concentró el grueso de los rebeldes en la Revolución de los Claveles. Fue también el lugar donde ocurrió el regicidio de 1908.

2. Rua Augusta

Esta estrecha calle comercial fue, sorprendentemente, la calle elegida para que los tanques rebeldes avanzaran desde la Plaza del Comercio.

3. Plaza don Pedro IV

Esta plaza tiene un especial interés ya que fue esta la ubicación en la que una mujer comenzó a repartir claveles, hecho que pasaría a la historia dando nombre a la revolución.

4. Cuartel do Carmo

Ubicado en la plaza Largo do Carmo se encontraba el Cuartal do Carmo, lugar donde los revolucionarios tuvieron retenido al primer ministro Marcelo Caetano hasta su deportación a Madeira.

5. Cuartel de la PIDE

Ubicado en Rua Antónia Maria Cardoso, es el edificio donde se atrincheraron los policías defensores del régimen. Fue el lugar donde se causaron las 3 muertes de civiles durante la revolución, provocadas por disparos indiscriminados desde el interior del cuartel.

Desde etniquia te recomendamos combinar esta ruta cultural por los lugares más emblemáticos de la Revolución de los Claveles con nuestra ruta de los azulejos en Lisboa. De esta manera conocerás la capital lusa desde un punto de vista único y te empararás plenamente de su cultura e historia.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Options